Los esports no sólo están creciendo como una industria de entretenimiento o como actividad deportiva, sino también como herramienta educativa y aunque eso no está presente todavía en México, las escuelas en las islas Canarias han decidido apostar por la inclusión de los esports en sus clases como un proyecto piloto con el objetivo de ilustrar a los jóvenes sobre el buen uso de los videojuegos para acercarlos a los deportes electrónicos.

Los requisitos que se necesitaron para esta iniciativa fue tener una conexión de fibra óptica de 50 Megas con al menos 10 de conectividad wifi. Se exigía también tener tres horas los jueves por la tarde. Además, contar con un docente cuyo perfil se acercara a las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación).

Cada uno de los centros podrá impartir hasta dos horas semanales. Sin embargo, solo una tercera parte de ese tiempo estará dedicada directamente a jugar. Las sesiones comenzarán con 45 minutos de actividad física. Después, talleres sobre diferentes aspectos de videojuegos y eSports. Por último, los alumnos podrán disfrutar de tres juegos: Clash Royale, League of Legends y FIFA.  

Lo mejor de todo este proyecto es que se hará una Liga apoyada por la UD Las Palmas y el CD Tenerife, principales clubes de fútbol del archipiélago canario.

“Los videojuegos y los esports están en la gran mayoría de las casas, en la mayor parte de los dispositivos de los adolescentes. Lo que no podemos hacer es darles la espalda y que el alumnado se siga autoeducando. Sobre todo sin un acompañamiento de los centros y, sobre todo, de las familias”.

Esperamos que iniciativas como esta llegue a Latinoamerica, especialmente a Méxio.

Fuente: The Gamer