A pesar de la cantidad de veces que hemos hablado sobre el acoso sexual y la desvalorización sobre las mujeres que juegan videojuegos no sólo en Cracken Esports sino en muchos medios de comunicación, la realidad es que el problema persiste y no se hace nada para cambiarlo, al contrario, al parecer la agresión hacia las jugadoras va en aumento y no existe aún algo que cambie el pensar de los jugadores, público y niños rata (porque así lo voy a llamar), que continúan con este tipo de violencia.

Second Wind

overwatch
second wind

Este es el equipo que en diciembre metió a su equipo a la primera jugadora profesional de Estados Unidos, pero Ellie no fue bien recibida por la comunidad, algo que es molesto y demasiado tóxico.

Cuando entró al equipo nadie creía que era mujer. Las personas decían que era un hombre que se hacía pasar por otra persona. Algo similar le sucedió a Geguri cuando empezó a jugar y es increíble que siga sucediendo a pesar del trabajo que se ha realizado detrás para ya no repetir estos acosos.

Su desempeño y habilidades en la Overwatch Open Division hizo que la contrataran en Second Wind, pero los miembros de la comunidad dudaron de las capacidades de Ellie, incluso empezaron a decir que estaba en el equipo debido a los amigos que tenía dentro del equipo.

¿Cuándo empezarán a creer los hombres que las mujeres tienen las mismas capacidades dentro de los videojuegos? ¿Que no se necesitan de amigos o cuentas falsas para ser profesionales?

El acoso persistió por mucho tiempo

No sólo esas fueron las reacciones de los seguidores del juego de Blizzard. Muchos dijeron que utilizaba métodos no oficiales para subir de rango y realizar las hazañas de las que ella era la legitima dueña y que nadie le creía por ser mujer.

Por otro lado, mediante Discord, redes sociales o dentro del juego, Ellie comenzó a tener amenazas de la comunidad así como hostigamiento sexual para que le pasara su número de teléfono o dirección a un usuario.

Muchos pensaron que la experiencia que tenía no era acorde a la edad de la jugadora, otros pensaron que estaba usando una cuenta falsa; incluso un jugador conocido llamado Haunt le pidió a Ellie que demostrara su identidad para ver si era una “mujer real”. Y no fue el único.

Jugadores profesionales dudaron de su autenticidad

overwatch
Dafran baneado

Dafran es un jugador de la Overwatch League y durante una transmisión en Twitch dudó públicamente de que Ellie fuera mujer y con esas habilidades.

“Lo que creo que está sucediendo ahora mismo es que alguien está jugando en esta cuenta y Ellie está hablando justo a su lado”

Las cosas se salieron de control cuando las amenazas de hacer pública su identidad y datos como la de sus familiares serían expuestos bajo amenaza.

La salida de Ellie

Lamentablemente, después de todo este acoso y violencia. Ellie anunció que se retiraba del equipo:

“Desafortunadamente, debido a algunas reacciones no previstas, Ellie eligió retirarse del equipo. Esperamos que sigan apoyándola en sus proyectos en Overwatch como nosotros lo haremos”. Fue lo que escribió Second Wind en su cuenta oficial de Twitter.

Por otro lado, Justin Hugues, dueño del equipo, no quiso dar más detalles, pero lamentó profundamente la salida de Ellie y agradeció el apoyo que se le dio cuando entró a éste.

“Entiendo que la gente tenía buenas intenciones, pero por un lado, hubo personas que cuestionaron su legitimidad, lanzaron amenazas, etc. mientras que por otro lado, tuvimos personas que actuaron como si hubieran encontrado a su mesías”

Lo peor de todo es que no existe algo que controle este tipo de abusos y que siguen apareciendo en la escena competitiva y que no deja que las mujeres prosperen en el ámbito profesional como ellas quisieran.

Por otra parte, Blizzard está creando un sistema de moderación para el chat del juego y así evitar acosos y violencia como le sucedió a Ellie, pero ¿en serio será un freno suficiente? ¿Este tipo de sistemas eliminará la violencia de género que existe no sólo dentro de los videojuegos?

Actualización 18:00 pm 4 de enero 2019

A pesar de que Blizzard no ha realizado un anuncio oficial respecto al asunto de Ellie, Rod Breslau, líder y consultor dentro de los esports, reveló un par de tweets sobre la situación de la jugadora en el que revela algo controversial con respecto a su salida.

“Respecto a Ellie: Ellie ha revelado en mensajes privados a sus compañeros de equipo que no ha jugado OW, que es una niña de 17 años, que no es buena en el juego y que ningún jugador de Second Wind lo sabía. Blizzard está teniendo una reunión con el equipo.”

“Punisher, el jugador que jugaba bajo el nombre de Ellie, es sólo otro jugador que está escalando en NA. No es un pro smurf ni semipro. También es posible que más de una persona haya jugado bajo su nombre. Corrección: La reunión entre Blizzard y SW aún no ha ocurrido, será en la próxima hora.”

Aunque aún no sabemos la resolución de este caso, eso no quita que la violencia y acoso exista dentro de las jugadoras profesionales que desean dedicarse a los esports, ni tampoco que será la primera ni la última en tener casos similares a este.

Este tipo de malentendidos existen por la falta de educación y deportividad dentro de los torneos profesionales de videojuegos. Esperemos que pronto exista una solución a toda la violencia que existe alrededor del tema.

En Cracken Esports apoyamos la equidad de género dentro de los esports, ¿y tú?