En estas últimas horas, se ha generado un debate que ya ha comenzado a afectar a la industria de los videojuegos. Esto debido al reciente tiroteo que se vivió en centro comercial de El Paso, Texas, que se estima, dejo a más 29 personas fallecidas y 50 heridos.

Trump culpa a los videojuegos

Este acto se ha convertido en el tiroteo más letal de lo que va el año para Estados Unidos. Pero lejos de terminar, se registró otro tiroteo en la ciudad de Dayton, Ohio con al menos nueve muertos. De acuerdo con las autoridades, se cree que el incidente deTexas fue un “crimen de odio” y hasta el momento han detenido a una persona de 21 años, que se identifica como el autor de la tragedia.

Debido a estos incidentes, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha enviado un mensaje sobre un cambio para la cultura de la nación. Pues el presidente parcialmente culpa a los videojuegos debido a la gran influencia que tienen hoy en día en los jóvenes, asegurando que son parte del problema. Además, añade que internet radicaliza a la juventud, haciendo referencia a que el tirador aparentemente compartió un manifiesto en el foro 8chan antes del tiroteo.

“Debemos detener la glorificación de la violencia en nuestra sociedad. Esto incluye a los terribles y horripilantes videojuegos que ahora son muy comunes. Es muy fácil que hoy día nuestra juventud con problemas se rodee de una cultura que celebra la violencia. Debemos parar o reducir esto de manera sustancial.”

“Hay que reconocer que Internet ha proporcionado una vía peligrosa para para radicalizar mentes perturbadas y realizar actos demenciales. Debemos poner luz en los caminos oscuros de Internet y detener a los asesinos antes de que inicien.”

Comentó Donald Trump.

La Universidad de Oxford y la ESA no están de acuerdo

Dicha acusación ha comenzado a adquirir fuerza debido a los comentarios Kevin McCarthy, líder de la Minoría de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos. Compartiendo que la idea de que los videojuegos deshumanicen a los individuos al tener una vía de dispararle a personas es un problema que siempre ha sentido para las futuras generaciones.

La postura de los políticos del país es clara, pero también hay personas que defienden a la industria de los videojuegos. Varios investigadores de la Universidad de Oxford descartan que exista un vínculo directo entre los videojuegos y los recientes tiroteos. Pues consideran que el ochenta por ciento de los responsables tienen un interés mínimo en este apartado. Asimismo, gracias a Game informer, la Electronic Software Association -mejor conocida como ESA-, organización que representa a múltiples compañías de videojuegos, no comparte tales declaraciones:

“Como compartimos en la reunión de videojuegos de la Casa Blanca en marzo de 2018, numerosos estudios científicos han establecido que no existe una conexión causal entre los videojuegos y la violencia. Más de 165 millones de estadounidenses disfrutan de los videojuegos, y miles de millones de personas juegan videojuegos en todo el mundo. Sin embargo, otras sociedades, donde los videojuegos se juegan con avidez, no luchan con los trágicos niveles de violencia que ocurren en los Estados Unidos.

“Los videojuegos contribuyen positivamente a la sociedad, desde nuevas terapias médicas, avances, herramientas educativas, innovación empresarial y más. Los videojuegos ayudan a los jugadores a conectarse con familiares y amigos, aliviar el estrés y divertirse. Alentamos a los padres que tienen inquietudes sobre el contenido apropiado para su edad a visitar ParentalTools.org, para aprender más sobre cómo controlar los videojuegos que se juegan desde sus hogares.”

Comentó la Electronic Software Association.

Hillary Clinton también defiende a los videojuegos

Por otro lado, Hillary Clinton, quien se postuló a la presidencia de los Estados Unidos en 2016, compartió un mensaje a través de las redes sociales en donde no está de acuerdo con la idea de culpar a los videojuegos. Clinton pone en evidencia que el problema viene a raíz de la venta de armas.

“Las personas sufren enfermedades mentales en cualquier otro país en la Tierra; las personas juegan videojuegos en, virtualmente, cualquier otro país en la Tierra. La diferencia está en las armas.”

Comentó Hillary Clinton.

Como ves, los recientes actos de violencia no tienen alguna relación con la industria de los videojuegos, a pesar de lo que digan los políticos. Por otra parte, Reggie Fils-Aime, expresidente y jefe de operaciones de Nintendo of America ha salido a la luz sobre este tema, defendiendo también a la industria.

¿Y tú qué opinas sobre este controversial debate?