No hace mucho tiempo cuando prácticamente todo el mercado enfocado al entretenimiento, en especial cine y televisión, girará en torno al #MeToo. Un movimiento que sirvió a través de las redes sociales donde se dieron a conocer denuncias sobre acoso sexual en la industria.

El compositor de Skyrim es acusado

Como sabemos, en 2017 dicho movimiento dio a conocer una infinidad de casos sobre agresión y acoso sexual que mostraba la gravedad de este problema. Todo a raíz de las acusaciones de abuso sexual contra el productor de cine y ejecutivo estadounidense, Harvey Weinstein, quien fue expulsado de su propia compañía. Ahora, dicho movimiento empieza a mostrar sus primeros pasos en relación con la industria de los videojuegos.

Recientemente, la desarrolladora estadounidense Nathalie Lawhead publicó un extenso artículo a través de su página web en el que relataba su situación con Jeremy Soule el pasado 26 de agosto. Por si no te suena el nombre, Jeremy Soule es un compositor de videojuegos reconocido por sus trabajos con series como Guild Wars, Star Wars y -sobre todo- The Elder Scrolls. Nathalie compartió su historia y destaco que el compositor la violó el pasado 2008.

Asimismo, Lawhead agrego es esa misma nota numerosas capturas de pantalla de correos electrónicos, ya que Soule trató de arruinar su carrera durante años. Lo que, en consecuencia, la influencia del compositor en el medio afectó sus relaciones laborales seguido de un despido injustificado durante su estancia en Vancouver. Cuando la situación parecía no ponerse más controversial, la vocalista Aeralie Brighton afirmaba también haber sufrido de acoso por Soule.

Por si esto fuera poco, han surgido dos nuevos casos, el primero por la desarrolladora Autumn Rose Taylor, quien acusó a Michael Antonov, cofundador de Oculus VR, por contacto inapropiado mientras le enseñaba sus últimos proyectos. El segundo por Zoë Quinn, creadora de Depression Quest, quien protagonizó uno de los casos más sonados con la campaña de acoso y amenazas virtuales: “GamerGate”. Compartió una experiencia similar.

También uno de los creadores Night in the Woods

Con el caso de Quinn, su experiencia tuvo que ver con el desarrollador Alec Holowka, co-creador del popular indie Night in the Woods, quien asegura que abusó de ella mientras vivían juntos. Posteriormente, Scott Benson, otro desarrollador, añadió que él y su esposa estaban rompiendo lazos con Holowka, seguido de varias otras acusaciones sobre comportamiento inapropiado y abuso sexual. El pasado 31 de agosto se dio a conocer la noticia de su fallecimiento.

“Alec Holowka, mi hermano y mejor amigo, falleció esta mañana. Alec fue víctima de abuso y también pasó toda una vida luchando contra el estado de ánimo y los trastornos de personalidad. No voy a fingir que él no fue también responsable de causar daño, pero en el fondo era una persona que solo quería ofrecer a las personas atención y amabilidad. Le llevó un tiempo descubrir cómo… Mi familia ha sido y será por siempre lo más importante para mí. Hicimos lo mejor para apoyar a Alec, pero al final él sintió que había perdido demasiado.”

Comentó su hermana, Eileen Holowka.

En el caso de Holowka, es un tanto complicado saber que ocurrió realmente, pero por todo lo sucedido y la forma de hablar de su hermana, al parecer se trato de un suicidio. Jeremy Soule por su parte, ya respondió tales acusaciones con Kotaku donde niega dichas acciones y no comparte el punto de vista de sus acusadoras. Algo similar a esto paso en la pasada EVO 2019, por lo que es difícil saber si más personas compartirán sus historias en relación con el acoso sexual en la industria de los videojuegos.

¿Cuál es tu opinión sobre este tema? ¿Conoceremos más casos con el pasar de los días?