Reseña Pokémon Let’s Go Pikachi/Eevee

Pokémon Let’s Go Pikachu y su versión con Eevee nacen de una combinación del juego clásico de Pokémon con el gameplay que fue un éxito en Android y iOS, Pokémon Go. La idea central de esta entrega para Nintendo Switch, es contar la historia de la versión amarilla con un cambio en los personajes principales. Un ejemplo de ello son los enemigos, que en Pokémon Let’s Go Pikachu son el Equipo Rocket, reconocidos por el anime. En Cracken Esports ya probamos esta versión del juego y en esta reseña te contamos qué nos pareció esta entrega.

Pokémon Let’s Go Eevee y Pokémon Let’s Go Pikachu fueron desarrollados por Game Freak y distribuidos por The Pokémon Company en exclusiva para el Nintendo Switch. ¿Acaso esperaban otra consola?

La  historia de Pokémon 

Basado en el Pokémon Amarillo, lanzado para el Game Boy Color en 1998; Pokémon Let’s Go Pikachu/Eevee trae una vez más la historia de un chico(a) que busca convertirse en Maestro Pokémon. Como en entregas anteriores, debes competir en los Gimnasios de cada pueblo y completar la Pokédex que el profesor Oak te da. Para luego llegar a la Liga Pokémon y demostrar tus habilidades como entrenador Pokémon.  

Además, te ves envuelto en una trama que involucra a una mafia poderosa que controla la región de Kanto. Esta mafia es el Equipo Rocket, y busca capturar Pokémon para lucrar con ellos y encima dominar al mundo. Sí, es un título clásico de Pokémon, sin embargo, recibe una mejora de gráficas. Y tienes a Pikachu como tu acompañante (o Eevee, depende de tu elección), ¿qué más quieres?

El estilo de juego evoluciona

Este nuevo Pokémon es lo más fiel en cuanto a enfrentamientos contra otros entrenadores. El sistema de turnos vuelve y tienes un límite de seis Pokémon en tu equipo. Cada integrante de tu equipo vuelve con su respectiva barra de HP (vida) y sus puntos de poder, como vemos, el juego clásico sigue vigente. Como puedes ver, poco ha cambiado en los enfrentamientos Pokémon. Sin embargo, el gran cambio viene en la captura de estas criaturas. 

Debes recordar que la mitad del juego debes capturar nuevos y más Pokémon para llenar tu Pokédex, además de mejorar tu equipo. Es en esta mitad que el juego recibe el más grande cambio y que no tiene tan contentos a los jugadores de antaño. Ahora solo capturas a los Pokémon salvajes, no debes debilitarlos antes de lanzar tu pokébola. Como mencionamos antes, esta entrega adopta la jugabilidad de Pokémon Go, entonces solo debes lanzar tu pokébola con precisión para atrapar a los Pokémon. Y en cuanto a la experiencia, recibes punntos por cada nueva captura. 

Por otro lado, la dificultad de los combates está  basada en el sistema de nivel y ventaja que ya conocemos. El tipo de tu pokémon afecta la cantidad de daño de acuerdo al tipo de tu contrincante. Por ejemplo, los tipo Electricidad son débiles contra los tipo Tierra. Este sistema recibe la mayor atención, pues cuando los jugadores entienden las ventajas y desventajas de su equipo, pueden ganar los combates fácilmente. La curva de aprendizaje es muy intuitiva en estos aspectos, lo cuál hace al título muy accesible.

Adiós a las habilidades MO

Esto sí les va a gustar a algunos, las habilidades MO se han ido. Esto significa que ya no necesitas cargar con un Pokémon para que aprenda los movimientos Fuerza o Cortar, que en entregas pasadas era obligatorio para poder avanzar en ciertos puntos del mapa. 

Pokémon Variocolor para todos

Otra de las ventajas que Pokémon Let’s Go Pikachu/Eevee, es que ahora es mucho más fácil conseguir Pokémon en sus versiones Variocolor. Así que podrás armar tu equipo soñado con todos esos “shinny” que siempre quisiste.

 Más contenido para los entrenadores

Pokémon Let’s Go Pikachu/Eeevee incluye contenido extra para mejorar la experiencia de juego. Para empezar, puedes conectar con tu cuenta de Pokémon Go y podrás transferir tus capturas de la App a tu juego. Pero hay que tener cuidado, no puedes recuperar tus Pokémon si te arrepientes de transferirlos. Debes pensar bien qué quieres en tu juego. 

También puedes adquirir la Pokéball Plus, que para los jugadores experimentados puede no ser tan llamativa. Sin embargo, para los recién llegados puede ser un aditamento muy divertido. Funciona igual que el control, y lo más bonito es que puedes transferir a tu Pokémon a la Pokéball Plus para llevarlo contigo a todos lados. Si lo llevas contigo, puede encontrar objetos que luego podrás usar en el juego. 

La música recibe un upgrade mágico

Como agregado a los gráficos que lucen tan bellos como nunca en un juego de Pokémon, está la música. Ésta es la misma que escuchamos en Pokémon Amarillo, sin embargo en esta ocasión recibe un arreglo instrumental. Un detalle que pocos sabrán reconocer. Escuchar la música te llevará a tus años mozos de cuando pasaste horas capturando pokémon y tu mamá te pedía que dejarás “ese Nintendo” para terminar tu tarea.

Conclusiones

El juego no es una continuación a la saga oficial, hay que mencionarlo para los fanáticos que esperaban esto. Sin embargo, lo podemos tomar como un spin-off de la serie, ya que Nintendo quiere dar seguimiento a los nuevos jugadores que disfrutaron con Pokémon Go. Pokémon Let’s Go Pikachu y Pokémon Let’s Go Eevee te harán pasar un buen rato, la captura de pokémon puede volverse adictiva. Esta entrega es una puerta para nuevos jugadores, no esperes una experiencia hardcore, pero sí una aventura divertida y llena de nostalgia. 

Puntos buenos

  • La nostalgia que trae es algo chévere 
  • La música resulta muy épica
  • De aprendizaje muy intuitivo
  • Se adapta muy bien a las posibilidades portátiles y de sobremesa del Nintendo Switch

Puntos malos

  • Es muy fácil para los jugadores de antaño
  • El sistema de niveles es muy sencillo
  • Las capturas no representan ningún reto
  • Es más recreativo y no serviría para un nivel competitivo
Cracken Score