Los rallys son carreras en pistas poco convencionales, donde las habilidades de los pilotos deben ser superiores para poder controlar el volante en ambientes complicados. En esta entrega de Codemasters, DiRT Rally 2.0 recupera algunas pericias de Dirt 4, pero llega con el objetivo de convertirse en el mejor simulador de rally de esta era. Y en este Cracken Review te contamos porque sí logra este cometido.

No es para cualquier clase de conductores

Los fanáticos de los juegos de carreras deben entender que Dirt Rally 2.0 está diseñado para los fanáticos de la serie, así que los nuevos como nosotros se encontrarán con algunas dificultades para entrarle a este tipo de juego. Sus entregas pasadas nos ayudaban con tutoriales o videos introductorios. Pero en esta entrega, no existe ningún tipo de iniciación, así que lo primero que encontrarás será un aprendizaje de prueba y error.

dirt-rally-2-0-review-main-1551065190

Por otro lado, el juego recupera su esencia de un mundo de posibilidades en cuanto a las pistas. En esta entrega, el juego retoma la estructura de su predecesor y vuelve a las pistas “hechas a mano”. Así que olvídate de las pistas que responden a un algoritmo, aquí te encontrarás con más carácter. Lo que también le da un espíritu más real a cada carrera, pues consigue acercarse mucho más a pistas reales de rally.

Un mundo bello para correr

Las pistas no solo se asemejan mucho al mundo real, los cambios de luz, así como el clima (este es otro título que le entra a la fiebre de generar ambientes altamente realistas). El problema aparece cuando los ambientes que te encuentras conforme avanzas en las pistas se hacen repetitivos. Así que es posible que salgas por el mismo barranco más de una vez.

Sin embargo, esto no es del todo malo, visualmente es el mejor de toda la saga. Las distintas pistas exploran diferentes experiencias, los diferentes países explotan la experiencia de conducir en espacios de condiciones extremas. Aunque algunos afirman que se extrañan las pistas con hielo y nieve. Sin embargo, al final son paisajes que puedes disfrutar mientras buscas controlar el volante.

Al volante con precaución

En sus diferentes variantes (Xbox One, PS4 y PC) el juego ofrece distintas posibilidades para superar las pistas. Pero no cabe duda que si no estás familiarizado con este tipo de juegos, te va a tomar unas cuantas pistas dominar el volante.

Poco a poco te acostumbrarás a los controles, así que tu decisión será muy importante cuando te enfrentes a curvas peligrosas o pendientes exageradas. Podrás frenar directamente con el freno de mano o cambiar las velocidades a tu gusto para lograr superar las pistas.

Una carrera feroz pero constante

El modo Carrera o Mi Equipo, son muy parecidas a las de su predecesor. El juego se concentra en la conducción. Aunque en comparación con su entrega Dirt 4, que incluyó patrocinadores y algunas opciones extras para manejar tu equipo, DiRT Rally 2.0 logra mejorar algunos de estas opciones.

Tal vez el mayor problema para los modos de juego en esta entrega es la necesidad de estar conectado. Aunque no afecta directamente tu progreso en la historia, puede que el juego sea más tedioso sin los retos en línea.

Este juego de rally es el mejor visualmente, y se escucha genial. Pero de principio a fin es un título para los fanáticos de las carreras y los rallys. Si no eres fanático de los simuladores, este juego no es para ti. En cambio, si eres fiel seguidor de este tipo de juegos, esta es una gran oportunidad para probar tus habilidades en pistas complicadas.

¿Ya jugaste DiRT Rally 2.0? Cuéntanos en los comentarios.