En los últimos años, Capcom se ganó una terrible fama debido a lo que ahora bien pudieron ser malas decisiones o estrategias. Lanzar incontables DLC, spin-offs, multiples reediciones de juegos previos, hicieron perder miles de seguidores a la compañía que hicieron olvidar sus franquicias más reconocidas en su caso mas extremo llevo a la cancelación de ciertos títulos.

Afortunadamente para nosotros, Capcom ha comenzado a redimirse, entregándonos nuevas entregas y uno de los mejores Remakes de la última década. Ahora toca el turno de la serie Devil May Cry que por sorprendemente que parezca, han pasado diez años desde la última vez que vimos una entrega numérica formal hecho por el propio Capcom y que continuase con la historia original de los hijos de Sparda.

Una historia con la clásica formula de la serie pero solida

La historia tiene lugar después de los sucesos de Devil May Cry 4, situada varios años después -no se especifica cuando-, de nueva cuenta acompañaremos a Dante y Nero junto a sus compañeros en una nueva misión en la que, por encargo de un misterioso hombre bajo el nombre V, deberán de enfrentarse a un demonio llamado Urizen que busca convertirse en el señor del inframundo y el mundo humano.

Con el fin de conseguir su objetivo, llevará a cabo una invasión en la Tierra consiguiendo sacrificios humanos que le permitan plantar un extraño árbol conocido como “Qliphoth” donde surge un poderoso fruto con el potencial de brindarle un poder inimaginable a quien lo coma. Esto da pie a un conflicto en que nuestros protagonistas chocaran sus fuerzas con esta amenaza del infierno, que todo indica hay algo más profundo y oscuro.

Algo que enriquece la historia de DMC5 es su propia estructura narrativa que se aleja de lo lineal y nos mantiene dando saltos en cada uno de sus capítulos entre los sucesos que acontecen al momento con otros previos y dan un mayor contexto a la situación. En apariencia esto podría resultar algo negativo y hasta confuso, pero está tan bien manejado que resulta sencillo seguir el hilo argumental de todo.

Si bien, la narrativa de Devil May Cry 5 sigue la misma fórmula singular que ha distinguido a sus entregas previas y que tanto ha gustado a sus fieles seguidores -incluyéndome-. Al inicio, su trama pareciera ser un tanto simple, con varias incógnitas, huecos argumentales y con un ritmo bastante moderado. Pero, llega a un punto en el que va tomando fuerza y acelerando paulatinamente hasta llegar al clímax principal, del cual se derivan fuertes e importantes revelaciones que le dan sentido a acontecimientos previos, y que nos encaminan a un desenlace plagado de fanservice.

 3471387-dims

Conviértete en todo un caza demonios

Por el lado del gameplay, que es la principal estrella de cada título que se titule “Devil May Cry”, contamos con tres tipos de variaciones: la de Dante, Nero y V. Comenzaremos con la de Nero que fue la mas cambiada ya que muchos jugadores se quejaron del brazo demoniaco como “algo demasiado roto”.

La apuesta de Hideaki Itsuno, director de los dos anteriores Devil May Cry numerados, es eliminar su mano diabólica para darle un nuevo enfoque, lo cual sucede. Con una serie de Devil Breakers, brazos mecánicos creados por Nico que en total hay ocho tipos de ellos, estos nos ofrecen opciones de combate muy bien distinguidas.

Empezando por Overture y su impulso eléctrico, junto con otros como Gerbera, que lanza una onda de choque, Punch Line que dispara cohetes en los que también podemos desplazarnos; u otros, que permiten potenciar nuestra pistola Blue Rose o espada Red Queen. Además de detener el tiempo en una esfera -como si se tratara de Bayonetta– o atacar a distancia con un largo gancho.

Estos artefactos podemos comprarlos en la tienda o recogerlos a lo largo del escenario, los Devil Breakers marcan -principalmente- el sistema de combate de Nero. Sin embargo, es capaz de hacer distintos combos con su Red Queen, arma con la capacidad de cargar más fuerza de daño, pero en forma como si le diéramos gas a una moto, algo que ya vimos en DMC 4. Las acciones de Nero se complementan con el Wire Snatch, un gancho que permite arrastrar enemigos hacia nuestra posición y que nos permite más combos en el aire. Sencillo, divertido y desafiante a su vez.

Sin duda, posee un amplío elenco de opciones de combate, pero no poder organizar los Devil Breakers a nuestro antojo o cambiar entre ellos si no es destruyéndolos, es una decisión un tanto extraña, porque ciertos enemigos tipo insectos a ras de suelo son ideales para electrocutar, pero otros como Death Scissors -una especie de fantasma con tijeras gigantes- son más vulnerables si les lanzamos ataques que ralenticen sus movimientos. Claro, la estrategia a seguir varía según nuestras herramientas y nuestros enemigos. Aunque tener que destruir los Devil Breaker para acceder a otros en la lista, también tiene su riesgo y su componente estratégico.

Las clásicas y nuevas propuestas del título

1551892765_459214_1551892839_noticia_normal

Aceptemoslo, Dante siempre es la cereza del pastel de cualquier entrega llamada Devil May Cry. El famoso cazademonios se conforma por su característica espada, pistolas, transformación y estilos de combate, pero esta vez contara con nuevas armas como una moto -casi literal- llamada Cavaliere que es bastante vistosa.

Dante posee múltiples combinaciones, los cuatro estilos con los que cuenta son: Swordmaster, que aporta un nuevo tipo de ataque o combo para cada arma. Gunslinger nos permite disparar de distintas maneras, tanto en el suelo como en el aire. Trickster, nos permite ejecutar movimientos evasivos y de propulsión y Royal Guard nos da la opción de cubrirnos de los ataques rivales y regresarles el daño dependiendo de la cantidad recibida.

Con Dante debes saber adaptarte a las diferentes situaciones en las que te pone el juego, si un enemigo acorazado se abalanza sobre ti en forma de Sonic haciendo spin, lo mejor es cubrirse con Royal Guard. Pero si algunos demonios te rodean, seguramente las patadas a ras de suelo circulares de los guantes Barlog con Swordmaster nos darán la opción de salir de ahí.

En resumidas cuentas, Dante tiene la capacidad para adaptarse a cualquier jugador y cuenta con un sin fin de herramientas que lo convierten en un arsenal andante. Quienes hayan tenido la oportunidad de haber jugado los títulos previos, sabrán perfectamente que esperar con él, pero si ese no es tu caso, éste es el personaje que más se presta para la variación de combos.

El misterioso personaje que recita poesía de Shakespeare, y va acompañado de un pájaro charlatán y una pantera. El cambia radicalmente la manera de afrontar los combates contra nuevos enemigos y también ya conocidos por el lado de la campaña de Nero. Debido a su fragilidad, sólo tiene capacidad para invocar a tres demonios para que ataquen en su lugar. Griffon, un pájaro que cumple las funciones de ataques proyectiles y aéreos. Shadow, una pantera que cumple con la función de combate cuerpo a cuerpo. Y Nightmare, un coloso que cumple la función de transformación y pese a no poseer una gran movilidad realiza los golpes más fuertes además de poder disparar rayos.

Gracias a estos demonios, V puede atacar a sus enemigos a la distancia, mandándolos a hacer todo el trabajo duro mientras consigue las más altas puntuaciones sin la necesidad de despeinarnos. Aunque él tiene la obligación de ejecutar a los enemigos moribundos y que -leyendo el libro que trae consigo- genera más barra de Devil Trigger para intensificar los ataques de sus particulares compañeros. De los tres, es por mucho el más complicado de manejar ya que debe mantener siempre dicha distancia al mismo tiempo que evita que sus demonios reciban daño siendo incapacitados temporalmente. Pero, resulta interesante controlarlo y aprender a dominar su estilo por todo lo que ofrece, aunque, eso sí, puede que no sea del agrado de muchos.

dmc-5-maxresdefault-1

Por último, podremos conseguir más habilidades para cada tipo de arma y mejorar sus habilidades dentro de una tienda en la que habremos de gastar nuestras gemas rojas, las cuales conseguimos a base de los combates o como recompensas de las misiones que concluyamos. Las peleas contra los jefes son bastante vistosas y son un reto para cada jugador, pero la sublime jugabilidad se ve opacada por los problemas de cámara que en ocasiones se vuelve molesta e incómoda al colocarse en lugares que entorpecen la visión del jugador. No es que sean constantes, pero llegan ser todo un fastidio. El juego puede tomarte de 10 a 15 horas en tu primera partida ya que cuenta con 21 misiones y ofrece una pequeña rejugabilidad en la dificultad mas alta -que por cierto desbloqueas al finalizar su narrativa- ya que te enfrentas a los enemigos más duros casi al inicia y con ciertas variaciones.

Gráficos y sonidos que te sumergen en la aventura

Por el lado de lo visual, volvemos a ver el nuevo motor que se implemento para el desarrollo de Resident Evil 7, el RE Engine y que hace que todo se vea más realista. Si bien al inicia parece un poco extraño -en especial con Dante- al final terminaras acostumbrándote a el mismo. Los enemigos -en especial los jefes- y escenarios lucen mucho más detallados. Logrando un ambiente lúgubre y con un toque gótico o demoníaco, pero con la enorme energía que caracteriza a la franquicia. Quizá la única queja es que los escenarios son demasiado lineales y con pocas secciones abiertas para explorar, pero eso es algo a lo que ya estamos acostumbrados.

devil-may-cry-5-pc-ps4-xbox-one_320363

Por el lado del sonido, el título cuenta con voces en inglés y japonés, aquí ya depende enteramente de gustos pues los fans más acérrimos estarán más acostumbrados al idioma americano -de entre los cuales me incluyo-. Cuenta con subtítulos al español, con algunos leves errores pero no es algo que preocupe demasiado a la narrativa así que muy bien por ese lado por parte de Capcom.

El Soundtrack viene de la mano del compositor Kota Suzuki quien no es ajeno a la serie pues Devil May Cry 4 fue uno de sus primeros trabajos en su carrera. Es bueno, aunque los temas enteramente instrumentales son un poco menos memorables en comparación a las entregas anteriores. Pero, eso sí, los temas cantados se llevan toda la gloria de la banda sonora, algo normal llegados a este punto de la franquicia. Además, los efectos y mezcla de sonidos están tan bien implementados que logras percibir y gozar de cada sablazo, golpe o balazo que realices.

Devils Never Cry

En resumen, Devil May Cry 5 combina mucho de los elementos vistos de sus antecesores, implementando nuevas mecánicas de su ya reconocida formula, visualmente luce increíble y explica algunos huecos en la trama que se han presentado en estos cinco títulos.

Pero en comparación a los anteriores, es un poco mas lento por el lado de gameplay, con ciertos problemas de cámara, contantes pantallas de carga y escasa rejugabilidad más allá de finalizarlo en la máxima dificultad o conseguir las puntuaciones mas altas. Pese a todo lo mencionado, sin duda es una de las mejores entregas de la franquicia y puede que para muchas personas sea el mejor hasta la fecha.

Devil May Cry 5 Reseña 5 cracken esports

¿Ya jugaste Devil May Cry 5? ¿Cumplió con todas tus expectativas?