Sin lugar a duda Crash Team Racing fue un claro expositor del género de carreras junto a Mario Kart de Nintendo. El título original desarrollado por Naughty Dog fue una clara respuesta a la franquicia de la gran N por parte de Sony y -como muchos ya sabemos- cumplieron su cometido.

Ahora este mítico juego recibe un hermoso remake ofreciéndonos el contenido clásico de la entrega del primer PlayStation. Pero con algunas novedades extra que lo hacen ser una compra casi obligada para cualquier amante del género como del videojuego original. Ahora bajo el nombre Crash Team Racing Nitro-Fueled.

Nitrous Oxide vs. The World

Como sabemos, la narrativa del juego gira en torno a un malvado extraterrestre llamado Nitrous Oxide, el cual ha viajado por toda la galaxia autodenominándose como el corredor más rápido. Una vez que llega a la Tierra, exige a los corredores terrícolas que se enfrenten entre sí para hallar a un digno rival que pueda desafiarlo.

Si el corredor -ósea tu- gana, se irá del planeta para siempre, pero si Oxide gana, se apoderará de la Tierra. De esta manera, se incorpora una lucha en común contra Nitrous Oxide junto a clásicos rivales de Crash Bandicoot y sus amigos. A primera vista este apartado es justo como lo recuerdas solo que con la diferencia de contar con nuevas secuencias como es el caso de los encuentros contra los “jefes“.

Asimismo, otra de las diferencias es que el modo aventura cuenta con dos modos diferentes: Clásica y Nitro-Fueled. En la “Clásica”, no podrás cambiar de corredor o kart durante tu aventura, tal y como el original. Pero en el caso de la configuración “Nitro-Fueled” podrás mezclar las cosas a lo largo del camino, tales como corredores, karts, skins y entre otras características.

Beenox no la tuvo fácil

Por otro lado, lo caótico de las carreras se mantiene en esta remasterización que vuelve a retomar muy bien los sentimientos de diversión como de frustración al momento de intentar mantener la posición ganadora. También, algo que hace especial este juego fueron sus mecánicas, ya que tenemos unas cuantas que marcaron una tendencia en títulos posteriores a su lanzamiento.

Por ejemplo, el salto, donde al momento de apretar el botón de dicho comando, justamente antes de un salto grande, y al momento de aterrizar, tu kart realizará un boost de velocidad. Sin olvidar los múltiples boost que puedes hacer después de derrapar, y pueden ser activados en varias fases otorgándote la opción ideal para mantener tu posición o intentar alcanzar a tu rival del primer puesto.

Teniendo en cuenta que tenemos un control de Playstation 4, el derrape con el boost se inicia al presionar R1, donde nuestro kart dará un salto e iniciara el derrape dependiendo la dirección que le demos. Al mismo tiempo, una barra se encuentra en la parte inferior derecha y se irá llenando al tenerla en rojo. Justo en el momento indicado deberemos presionar L1. De tal manera, le daremos a nuestro coche un boost de velocidad y si realizamos tres de manera correcta, este tendrá una aceleración un poco más prolongada que nos ayudará en los momentos más necesarios.

La mecánica entre saber hacerlos y realizar un buen derrape en el momento indicado para no fallar y chocar contra la pared en una curva muy cerrada, es esencial. En un inicio lleva práctica saber usarla a profundidad, pero créeme que llegará un punto en que la dominaras sin tantas dificultades.

Varios objetos y opciones de personalización

Por otra parte, las pistas son otro agregado que le da vida al juego, no solo están rediseñadas con gráficos más actuales. Si bien, en su mayoría son verticales, hay mucha sustancia con pocos momentos para poder respirar, ya que en cada vuelta hay algo nuevo u obstáculo que nos hará pensar en la mejor forma de sobrellevarlas. Y lo mismo pasa con las de Nitro Kart que muy seguramente confundirán a más de una persona.

De igual forma los ítems que recolectamos de las cajas son algo que caracterizó mucho al juego, si bien hay muchos de estos que tomaron su base en algunos objetos de Mario Kart. Otros tienen su propio meta para el título y hacen que en todo momento estemos no solo pensando en qué situación podemos usarlos, sino como mantener los ojos en el camino.

Hablando de objetos, la personalización es algo que caracteriza al remake de Crash Team Racing. Pues Nitro-Fueled ofrece a sus jugadores una gran variedad de maneras para combinar partes de vehículos, llantas, pintura, pegatinas y otras decoraciones para nuestros karts. Además, también podremos modificar la apariencia de los personajes añadiéndoles diferentes trajes y accesorios.

Una mirada al pasado

CTR Nitro-Fueled visualmente luce espectacular, si algo ha caracterizado los remakes impulsados por Activision es su calidad visual, lo vimos con la trilogía de Crash y más recientemente con Spyro. Acá no se queda atrás, cada escenario, personaje u ítem luce genial, con detalles muy bien logrados que, en ocasiones, hacen que nos perdamos en el trabajo realizado en cada uno de los escenarios.

Mientras que, en el apartado de audio, el soundtrack producido originalmente por Mark Mothersbaugh y Josh Mancell fue fielmente regrabado conservando el estilo del original. Pues literalmente son las mismas canciones solo que con un par de cambios y arreglos que, debo decir, son casi imperceptibles. Sin mencionar que las actuaciones de los personajes fueron hechas con una calidad excelente al mismo nivel de lo visto en 1999.

Uno de los mejores remakes

No todo es perfecto, pues algo que nos decepcionó un poco fue su frame rate, pues en las consolas normales, el juego corre a 30fps, Mientras que en el caso de la Xbox One X y PS4 Pro si llega a los 60fps. Esto es raro y malo a la vez, ya que, si consideramos que es un juego demasiado frenético con un apartado gráfico bastante más sencillo en comparación a otros títulos. Los 60fps son un término estándar que debería tener en todas las plataformas.

Pero, en resumidas cuentas, sin lugar a dudas Beenox supo cómo replicar la fórmula de la primera entrega. Pues todo está de regreso, animaciones, personajes, banda sonora, escenarios y hasta la sensibilidad del control. Sin mencionar, la adición de nuevas pistas y personajes provenientes del videojuego Crash Nitro Kart que, a pesar de que quizá mucha gente no lo probó en su momento. Podemos decir que los últimos 20 años desde el lanzamiento del Crash Team Racing original, no han afectado en absoluto al título de hoy.

¿Ya cuentas con CTR Nitro-Fueled? ¿Qué te pareció en comparación al original?