En ocasiones, los videojuegos se han convertido en una herramienta educativa para los estudiantes. Pues existen retos que desafían el ingenio, la creatividad y la destreza para superarlos que otorgan valiosas recompensas de aprendizaje.

Una nueva alternativa para las escuelas

Gracias a la llegada de múltiples títulos de Realidad Aumentada (AR) y de Realidad Virtual (VR) que se han convertido en potentes opciones educativas que mejorarían el proceso educativo de los alumnos. Esto debido en especial al contenido interactivo que vuelve las experiencias más inmersivas y atractivas para los estudiantes.

Seamos sinceros, si te dieran a elegir entre un ensayo o superar u crear el nivel de un videojuego en específico. ¿Cuál elegirías? Con eso en mente, tanto la AR como el VR continúan creciendo y expandiéndose en el mercado. Lo cual en un futuro próximo podríamos ver como este tipo de dispositivos formarán una parte esencial de las instituciones educativas.

De acuerdo con ABI Research, se estima que para el año 2023, el valor de las alternativas AR y VR para educación ronden los 700 millones de dólares. Pero, la financiación es una de las principales barreras para esta iniciativa dentro de los planteles educativos. Esto debido en gran medida al alto costo de los dispositivos y los limitados recursos financieros de la gran mayoría de las escuelas.

“Las soluciones AR y VR pueden mejorar significativamente las experiencias de aprendizaje para todos los grupos de edad y reforzar los esfuerzos educativos a través de un mayor interés e interactividad de los estudiantes. Lo que llevaría a mejoras objetivas en la eficacia del aprendizaje. En una búsqueda continua para mantener la atención de los estudiantes, las nuevas herramientas de visualización e interacción son un ajuste natural.”

Comentó Eric Abbruzzese, analista principal de ABI Research.

El recibimiento de los videojuegos en las instituciones

Si bien, los dispositivos móviles también son una alternativa mucho más rentable, el objetivo de hacer más inmerso este tipo de experiencias para la nueva era digital, se perdería en su totalidad. Con lo cual, se espera que los precios de venta disminuyan significativamente en los próximos años, rondando entre los $733-347 dólares (AR) hasta los $200 dólares (VR) para el año 2023. Mientras que los modelos adaptables a dispositivos móviles costarían mucho menos.

No es raro ver este tipo de propuestas cada vez más presentes en las escuelas, Minecraft es un claro ejemplo, pues al inicio el juego no fue pensado para utilizarse en términos educativos. Sin embargo, con la llegada de Education Edition que viene siendo la edición educativa de Minecraft desarrollada por Mojang AB junto con Microsoft Studios. Este título enseña varios tipos de temas, desde las matemáticas, física, historia y artes de lenguaje. Además de desarrollar las habilidades en colaboración, resolución de problemas y comunicación con la ciudadanía.

Sin mencionar, entregas como Little Big Planet, la cual gracias a su amplia lista de opciones para crear escenarios. Algunos estudiantes llegaron a utilizar el famoso juego de Media Molecule y Sony Computer Entertainment como un elemento de exposición para sus proyectos escolares. Sin olvidar, otros fuertes expositores como: Discover Babylon, Immune Atack, Civilization, Dragon Box, Proyecto Kokori y Simple Machines.

¿Cuál es tu opinión sobre los videojuegos en las escuelas? ¿Te gustaría ver alguno dentro de tu institución?