Si es bien sabido que Blizzard, cuando dio el anuncio de su fusión con Activision, la comunidad fiel a esta marca simplemente no estuvo para nada de acuerdo debido a que ya se veía un panorama oscuro, pues las cosas en vez de mejorar solo iban a empeorar debido a la mala fama de Activision y su estrategia de micro transacciones como las de otro emporio del repollo años tras año en los juegos del balón-pie.

Activision-Destiny
La unión que no debió pasar

Dicho y hecho, ocurrió en BlizzCon lo que ya muchos se esperaban; anuncios de juegos que denotaban la avaricia de Activision y que dejaban de lado lo que querían los fans. De igual manera y como un movimiento desesperado que se vio más como patadas de ahogado, fue ver que el juego Destiny 2 ahora estaba gratis en Battlenet. Denotando así que esa franquicia ya estaba muerta y no había necesidad de seguir cobrando por algo que no tenía forma de rescatarlo.

Se sintió como si hubieran matado a un hijo de Bungie sin mostrar indicio de piedad alguna, una patada en los dientes a esta compañía que se ha caracterizado por brindarnos juegos con historias relacionadas con la tecnología, sectas religiosas de extraterrestres, conspiraciones e invasiones.

Los inicios de Bungie y sus mejor éxito: HALO

Juegos tipo FPS como la saga completa de Marathon, que fue un éxito en los 90’s, y siguiendo con su máximo trabajo que puso a Bungie en el mapa: HALO-Combat Evolved. Un juego que en el 2001 fue de los primeros que salieron para la revolucionaria consola en ese año, el XBOX; la consola ahora insignia de Microsoft que nos daba a entender que entraba como tercer contrincante en la susodicha “guerra de consolas”.

Halo
Halo: Combat Evolved, el inicio de la leyenda

Fue una buena tarjeta de presentación para Bungie, pues siguió con su excelente calidad y entregándonos la segunda parte HALO 2, el cual sigue siendo considerada el mejor de la saga, debido a su historia, como poco a poco fuimos entendiendo la trama con más facilidad y el por qué la alianza extraterreste estaba tan aferrada a sus creencias.

HALO2
HALO 2, el mejor juego segun los fans

El final de una historia, o eso creímos la mayoría

La tercera entrega de esta saga, HALO 3, debió ser la conclusión definitiva de esta historia al mostrarnos como enemigos a morir se unen para derrocar a un mal mucho mayor que su enemistad, y que amenazaba la vida de todo el universo. Para nuestra sorpresa, la saga siguió al dejarnos el clásico “¿qué pasó con Master Chief?”.

HALO3
HALO 3, el supuesto final de la saga

Por ello, Bungie se fue a los spin off de la saga HALO 3:ODTS y HALO: Reach, que fueron los cabos sueltos que hacía falta mostrar para completar los huecos argumentales que nos dejaron las entregas pasadas.

HALO Reach
HALO: Reach, el inicio de la guerra

Dejar el legado a otra empresa y empezar con una nueva historia

En este entonces, Bungie ya no tenía que más explicar de esta historia, pero de igual manera, otra compañía ya tenía planes para continuar y explotarla como la gallina de los huevos de oro. Hablamos de 343 Industries, que ya tenía ideas para darle más cuerda y extender el universo de HALO.

HALO4
HALO 4, la nueva etapa en 343 Industries

Es aquí donde la era Bungie/HALO acaba y comienza la 343/HALO, dándole entrada a una nueva etapa en la saga, puesto que Bungie le confirió los derechos a esta empresa, sabiendo que ellos le darían buen uso…o eso creímos muchos.

Ahora, Bungie tenía planes a futuro con lo que ellos denominaron “un juego para los próximos 10 años”. Algo así como pasó con Halo, pero una nueva historia, mecánicas, personajes, etc. Para su suerte, después de haber roto relación con Microsoft y dejado su anterior hijo al cuidado de 343, Activision fue quien puso la propuesta de distribuir esta nueva entrega con un contrato de 10 años, y lo demás…es historia.

Destiny
Destiny, un nuevo inicio…

Una alianza que no tuvo buenos resultados por diferencias entre compañías

El juego fue bien recibido, pero de igual manera criticado por el gameplay tan repetitivo, sin mencionar que las micro transacciones estaban a la orden del día. De igual forma ocurrió con Destiny 2 y sus expansiones que siempre iba saliendo una nueva, dándonos a entender que Activision no se iba a detener hasta sacarle la mayor cantidad de jugo a la franquicia.

Destiny
Destiny2, una continuación más

Para su mala suerte, olvidaron que un juego no es nada si la comunidad no lo apoya o se les complace con lo que pide. El juego empezó a decaer poco a poco al grado que ya no era algo redituable y con mucha atención a como Bungie había planeado en un inicio, sumado a la adquisición de Blizzard y como fue incluido en Battlenet como juego estrella, pero a un mercado gamer en el cual un FPS no era lo adecuado a como Blizzard hace las cosas, salvo Overwatch.

Destiny y Halo
Destiny2: Forsaken, la última expansión de este juego

Las consecuencias de la codicia por parte de Activision

Llegaron al grado en el que, Activision al tener una caída tan grande en la bolsa de valores, sumado al pésimo recibimiento por parte de los fans y sus decisiones para futuras entregas como lo fue Diablo-Inmortal que simplemente la comunidad abucheó literalmente en la Blizzcon.

El público abucheando la entrega de Diablo: Inmortal

Parecería que Activision está recibiendo lo que merece por querer sacar provecho de la forma más codiciosa y queriendo ignorar las peticiones de la comunidad; una comunidad, que gracias a ella están donde han llegado. Pero ahora este es un nuevo capítulo para Bungie, puesto que se ha separado de Activision y se lleva consigo la franquicia de Destiny, no está de más imaginarnos que puede que tengamos un Destiny 3, pero al puro estilo de Bungie y como debió ser desde un inicio: Hecho con el corazón y gusto por una buena historia.

Esperemos que Bungie nos dé lo que Destiny pudo haber sido desde su primer entrega, y no algo que le falto mucho para ser el sucesor de Halo