El pasado 9 de agosto por fin llego a Nintendo Switch, Dragon Ball FighterZ, ese juego exitoso de Bandai-Namco que apareció en PS4 y Xbox One en enero de este año. La beta del juego fue cerrado este domingo 12 de agosto.

La meta de Bandai-Namco seguramente era probar las modalidades online. Ya que solo tuvimos disponibles 4 modalidades, el de Training donde tenías que pasar varias fases para dominar y pulir tus habilidades. También estaba el modo Arena, el modo Ring y el modo Ring por equipos, en estos últimos 3 tuvimos la posibilidad de jugar contra otros jugadores en forma online.

La verdad es que el online y los servidores dejaron bastante que desear, desde el primer momento en que salió esta beta y los jugadores entraron a los servidores, hubo bastantes desconexiones e inestabilidad en los combates, además mucha saturación.  Bandai-Namco desde el primer día salió a decir en sus redes que tomará todo el feedback y resolverán los problemas que vayan saliendo.

GRÁFICAS Y OPTIMIZACIÓN BIEN LOGRADAS

Sobre el juego en cuestión, la verdad es que es bastante agradable, el juego corre a 720p y 60fps en su versión portátil, resolución que para el modo portátil es más que suficiente. En su modo TV es donde quizás podría verse una pequeña diferencia, ya que en sus versiones de PS4 y Xbox One, mantiene los 60 fps a 1080p. Pero bueno la verdad es que gráficamente y jugablemente no hay nada que reprocharle, esperemos que estos problemas de online queden resueltos para la versión final del juego el cual llega el 28 de septiembre. Tienen más de un mes para resolverlo.

Si no habías jugado Dragon Ball FighterZ en alguna de las otras plataformas, déjanos decirte que se trata de un juego de peleas, desarrollador por Arc System Works y publicado por Bandai-Namco. Al ser de Arc System Works, desde luego podemos esperar unas hermosas animaciones casi salidas del anime, y la verdad es que no se nota casi el downgrade en su versión para Nintendo Switch.

Por lo cual es una versión digna, y bastante recomendable. La verdad es que el juego luce hermoso, lo cual pudiera sorprender a muchos jugadores que dudaban de esta versión. Pero bueno no es la primera vez que Switch hace algo así. Ya nos habían demostrado lo que es capaz de hacer esta consola cuando se lo proponen, como ejemplo Bethesda Softworks con Doom y Wolfenstein 2: The New Colossus.

La jugabilidad es muy parecida a la de un BlazBlue o Marvel Vs. Capcom, puedes conectar combos tanto por tierra como por aire, o puedes combinar estos dos elementos y rematar a tus oponentes con algún poder especial. Inicialmente el juego es de 3 contra 3, aunque Bandai Namco ya nos prometió que habría más modos, como 1v1. También tuvimos desde esta demo una opción por así decirlo “fácil” donde podremos ejecutar combos o especiales solo con un botón, no te asustes, solo es opcional, aunque aún así Dragon Ball FighterZ jamás fue un juego difícil de dominar. Prácticamente puedes ejecutar combos bastante vistosos presionando un botón en repetidas ocasiones y desde luego hacer combinaciones con los otros.

Claro que sí, es un juego bastante competitivo, y en eso si es muy difícil, ya que hay muchas maneras de ejecutar o iniciar los combos o ataques, y de cómo terminar estos. No por nada fue el juego más exitoso del pasado EVO 2018, rompiendo tanto records de inscripciones, así como de audiencia, haciendo todo un éxito más para los esports.

A ESPERAR Y PREPARARNOS

Por otro lado te recomendamos hacerte de un Pro Controller de Switch si es que piensas entrarle, ya que la machaca de botones estará a la orden del día, y francamente podrían estropearse tus joycon con el paso de tiempo.

En el roster contamos con 23 personajes: Goku (SS), Vegeta (SS), Piccolo, Gohan (Adulto), Gohan (Adolescente), Freezer, Ginyu, Trunks, Cell, Androide Nº 18, Gotenks, Krillin, Kid Buu, Majin Buu, Nappa, Androide º16, Yamcha, Hit, Tenshinhan, Goku (SSGSS), Vegeta (SSGSS), Beerus y Goku Black.

En cuando el juego este a la venta, estarán disponibles todos los demás personaje para DLC que existen (también como DLC) en la versión de PlayStation 4 y Xbox One. En conclusión solo hubo problemas de conexión, será algo que tendrá que resolverse con optimización de servidores, quizás cuando llegue el sistema de pago online, todavía aún fluya mejor, ¿no crees?

El juego llega el próximo 28 de septiembre, así que vayan anotando la fecha en sus calendarios, poseedores de Switch.